¿Es bueno reemplazar la comida de los niños por Suplementos?

ninos-suplementos

Los suplementos nutricionales son productos cuyo objetivo es aportar nutrientes específicos, en su mayoría, a aquellas personas que por diferentes motivos no logran cubrir sus necesidades nutricionales con su dieta.

Cabe resaltar que una persona sana sea niño o adulto, la cual no presenta ninguna enfermedad o carencia, no tendría la necesidad de consumirlos.

Actualmente los suplementos invierten mucho dinero  en anuncios publicitarios en los medios de difusión masiva, a través de los medios el consumidor recibe información sobre el producto y los beneficios que acompañan su consumo sin embargo no debe ser consumido por coacción de la publicidad ni con la esperanza de mitigar alguna dolencia en especial en niños.

Muchos padres preocupados porque sus hijos no consumen todo lo que les dan optan por suplementarlos indiscriminadamente. En esos casos se deben descartar cualquier motivo por la cual su ingesta no es regular y observar las características de sus hijos al momento de comer. No solo se trata de que darle sino de cómo le damos la comida el ambiente y lo más importante el ejemplo de los padres.

Algunas desventajas en cuanto al consumo de suplementos pueden ser:

  • Son de elevado costo, lo que se invierte en suplementos se podría invertir en mayor variedad alimentos, innovar en preparaciones, etc.
  • Muchos de ellos contienen cantidades elevadas de tipos de azúcares, los cuales causan efectos negativos en los niños como hiperactividad, glucosa elevada, etc.
  • Por las cantidades elevadas en productos los niños ya no tienen deseos de comer, lo cual limita su aporte de nutrientes.
  • Algunos de ellos pueden causar alergias debido a la presencia de algún aditivo, conservante, etc.
  • Pueden ocasionar interacciones negativas con algunos medicamentos.

 

Aquí te damos algunos tips para mejorar la ingesta de tus niños:

  1. Trata de hacer de las comidas una experiencia realmente positiva. Una de las cosas más importantes es tratar de ocultar tu frustración. Felicita al niño cuando come muy bien, o prueba algo nuevo.
  2. Disfraza la comida, por ejemplo las verduras mezclándolas en una salsa que más le guste y sírvelas con pasta.
  3. Haz que tu niño participe en la cocina, a la mayoría de los niños adoran cocinar y tareas como apretar la naranja para hacer zumo de naranja natural, etc. La planificación y la preparación de una comida puede estimular el apetito de un niño.
  4. Ofrécele pequeñas porciones, ya que no es bueno llenar demasiado el plato de los niños. Además, los niños generalmente prefieren las porciones más pequeñas de los alimentos.
  5. Comer con toda la familia, siempre que sea posible, puede hacer que tu hijo cambie su actitud. Quitar el foco de atención sobre la comida del niño y mantener una conversación familiar puede ser muy útil.
  6. Aprovecha cuando viene del cole para que coma algo saludable, ya que suelen venir  con mucha hambre. El problema es que la mayoría de los niños agarran lo primero que encuentran, galletas, golosinas, etc. Intenta tener algo saludable ya preparado sobre la mesa.

 

Autores: Equipo Nutriyachay revisado por la Lic. Karem Soto Bernal C.N.P.: 3965

 

Visita nuestra web, tenemos un excelente equipo de profesionales: www.nutriyachay.com

 

Solicite una consulta aquí: http://www.nutriyachay.com/sacar-cita-nutricionista.php

 

¿Atención online?, tratamiento en solo 3 pasos: www.nutriyachay.com/online/